RSS FEED

21 ago. 2012

El correo electrónico y los virus


El correo electrónico y los virus



Todos los riesgos que se pueden dar en un explorador que ejecuta scripts y controles vuelven a aparecer cuando se usa un cliente de correo electrónico que le permite recibir mensajes con formato HTML, que pueden incluir el mismo tipo de códigos malignos.

En los primeros días del correo electrónico los programas eran sencillos y los mensajes se componían únicamente de texto. Pero cuando comenzó a ser posible enviar archivos adjuntos, se abrieron las puertas a un nuevo riesgo. Inicialmente se enviaban fotos( .jpg, .gif, etc...) o archivos de texto demasiado grande para incluirlo en el correo. El problema surge cuando el archivo adjunto es un ejecutable. Los archivos con extensiones .exe, .com o .bat son los ejemplos más claros, pero hay otros archivos que pueden ejecutar códigos, infectar el sistema y provocar daños a la máquina. Entre estos archivos se incluyen los archivos de salvapantallas (.scr), archivos de acceso directo (.ink), archivos modificadores del registro (.reg), archivos .url que pueden abrir Webs infectadas. Incluso los documentos de Word (.doc) pueden contener macros, que no son más que pequeños programas. Los programadores de virus han aprovechado las ventajas del soporte Visual Basic para Aplicaciones para crear virus macros que pueden infectar al sistema en cuanto se abre el documento que contiene el macro.

Como nos podemos proteger de los virus del correo electrónico

1 - Configurar nuestro correo, para no tener una vista previa de los correos, en la que se pueda abrir y descargar automáticamente el virus.

2 - Desconfiar, hay que estar seguro de que es el archivo adjunto para abrirlo. Hoy en día hasta en un archivo de música podemos encontrarnos un virus. En esto del correo electrónico ya no sirve que conozcas a la persona que te lo envía, pues existen virus que se autoenvían a toda la libreta de direcciones de la víctima.

3 - Después de desconfiar, necesitarás un antivirus que analice los correos entrantes y salientes.


Tres sencillos pasos para evitar un disgusto que puede ocurrirnos cualquier día. Espero sea muy útil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Arriba